«Me arriesgué a volver mi pasión en mi trabajo»

Luz Flores nos cuenta sobre RYL25 Salon Spa, un salón de belleza con una historia muy inspiradora.

Hace 5 años, Luz empezó a estudiar en la universidad ingeniería pero siempre soñó con emprender su propio negocio para poder tener independencia financiera. Ella siempre pensó que a pesar de que muchas veces una persona se esfuerza en su trabajo, las empresas siempre serán las que son las decisivas si continua o no trabajando.

Es así que Luz se arriesgó a volver su pasión en su trabajo: conversó con su pareja de ese tiempo y decidieron comenzar con su salón de belleza. ¿Te parece curioso el nombre? Ellos decidieron llamarlo «RYL25 Salon Spa» pues R es por el nombre de Rubén, su pareja, y L es por su nombre.

¿Cómo estás afrontando este contexto?

En la actualidad, mi mayor reto es pensar en una nueva estrategia de negocio pues por la coyuntura nadie puede salir de sus casas por lo que mis clientes no pueden ir al salón.

Para afrontar este reto, busco ideas innovadoras de grandes cadenas que admiro como «Soho Color». Además, aprovecho mis días en seguir capacitándome en técnicas de belleza para ofrecerle lo mejor a mis clientas. Sueño con que algún día yo también podré tener una cadena de salones de belleza. Lo lograré!

Te invito a que conozcas al salón de Luz buscándola en Facebook como RYL25 Salón Spa.

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: