Bluebell Bakery

Begoña de Bluebell Bakery nos cuenta cómo se animó a seguir su pasión por la repostería.

Mi amor por la repostería empezó desde chiquita. Me acuerdo que desde muy chica todas las semanas preparaba postres con mi mamá. Fui creciendo y mi amor por preparar postres también. Cuando estaba en la universidad cree una cuenta en Facebook e Instagram, se llamaba @browniesndblondies, recibía muchos pedidos y me iba muy bien, pero en el 2018 tuve que ponerle pausa a ese emprendimiento porque prioricé terminar la universidad y trabajar. Sin embargo, mi amor por los postres nunca se fue, durante esos dos años continué preparando postres y compartiéndolos con las personas que más quiero, pero mis ganas de ser cómplice con mis postres, de momentos especiales con la familia y amigos seguían ahí. Por eso, en Diciembre del 2019, decidí retomar mi sueño y empezar de cero con Bluebell Bakery y junto a una amiga que también tiene un emprendimiento (Loons) vendimos 100 packs Navideños a una empresa.

Me di cuenta que preparar un postre y luego comerlo une a la familia y a los amigos. Por ejemplo, en mi caso, cuando tengo muchos pedidos muchas veces mi mamá me ayuda a prepararlos. Muchos de los pedidos que me hacen son para regalarle a sus amigos, enamoradas o para compartir en familia.

Es un rubro difícil porque hay mucha competencia, este es el momento perfecto para fidelizar al cliente. Por el momento he compartido recetas (para generar cercanía y fidelización). Por otro lado, estoy probando nuevas recetas para cuando acabe la cuarentena, tener una carta diferenciada con productos nuevos e innovadores.

 

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: