Conoce Beima Café: el negocio que ayuda a crecer su Municipio

Dubán Espitia nos cuenta sobre su emprendimiento Beima Café, un negocio familiar con una gran trayectoria.

Beima Café es un proyecto familiar liderado por Dubán, quien desde pequeño ha tenido contacto con el café puesto que este ha sido su sustento desde siempre. El diferencial de Beima Café es que se desarrolla de manera orgánica en los cultivos cafeteros del Municipio de Anzoategui Tolima.

Cuéntanos un poco más sobre tu negocio…

Nuestro mayor propósito es lograr que la población del Municipio consuma y se apropie de nuestros productos. En Beima Café nos dedicamos de todo el proceso de café: siembra, cultivo, recolección, transformación y por último comercialización de café tostado.

En la finca de producción trabajamos con personal del sector por lo que beneficiamos la economía de las familias del Municipio porque lo que más deseamos es enaltecer las raíces del Municipio de Anzoategui-Toalima.

Genial! Cuéntanos, cómo nació Beima Café?

Todo surgió bebiendo una taza de café con mi esposa frente a los cafetales de la finca familiar y fue ella misma quien me cuestiono si podíamos transformar nuestro café. Fue en ese momento cuando empezó la travesía de hacer el emprendimiento formal. Aún estamos muy cortos puesto que no contamos con las maquinas que permiten hacer la transformación del grano pero sabemos que pronto lo lograremos.

Cuál consideras que ha sido el mayor logro para el negocio?

Considero que realmente el mayor logro para Beima Café ha sido la aceptación de los consumidores y se ve reflejado en el aprecio por la marca y las ventas. Hemos conseguido participar en ferias empresariales e ir consolidando día a día la marca.

Durante esta coyuntura tan dura para todos los negocios, cómo lo afronta Beima Café?

En la situación actual nuestro mayor inconveniente es que se debe desplazar hasta la ciudad de Ibague, capital del departamento del Tolima, con el fin de transformar el café tostado y molido puesto que no contamos con la trillador, tostadora y molino por lo que allí se hace la maquila.

Este proceso me obliga a trasladarme hasta Ibague desde Anzoategui aproximadamente dos horas y como es claro que no se puede viajar entre municipios, el inventario se me ha agotado. En definitiva, esto ha afectado mi emprendimiento.

Sin embargo, nuestro principal objetivo es no abandonar el negocio que por tanto tiempo hemos logrado crecer. Estamos tratando de sacar permisos para poder empezar a maquilar café y comercializar. Pronto lo lograremos!

Te invitamos a que conozcas el increíble café de Beima Café en sus redes:

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: